Nací en Vigo en 1967. Soy periodista y presento eventualmente los informativos en Antena 3. Acabo de publicar ‘Juego de escaños’ (Península), en el que plasmo mis muchos años informando desde el Congreso.

XLSemanal. ¿Con cuántos presidentes de Gobierno ha coincidido en el Congreso?

María Rey. Empecé, en 1996, con Aznar y me fui para presentar informativos a finales de 2016.

XL. Le sorprende aún lo que ocurre allí?

M.R. Siempre. En el Congreso pasa todo lo importante. pasa la vida. Es un lugar apasionante, salvo cuando hay mayoría absoluta, que la prohibiría por ley.

XL. Cuenta que ahora se ven menos corbatas y más mochilas en los escaños.

M.R. La anterior legislatura supuso la gran transformación estética: el Congreso se llenó de caras nuevas que no sabías si eran de mantenimiento o de algún grupo parlamentario. Querían escenificar el cambio.

XL. Dice que Zapatero le advirtió a Pablo Iglesias. «La democracia te va a cambiar más a ti que tú a ella».

M.R. El propio Zapatero me contó que con esa frase terminó aquella cena tan polémica en casa de Bono, sí.

XL. En este libro desvela a los políticos los trucos para salir en televisión.

M.R. Si sabes dónde colocarte en el pasillo del Congreso, tienes muchísimas posibilidades de salir en la tele. Hay diputados con extraordinaria habilidad para estar siempre detrás de una ministra sujetándole el bolso y terminar convirtiéndose en estrellas mediáticas.

XL. Otros, en cambio, huyen de las cámaras.

M.R. Pese a ser seguro en la vida, Rajoy no las soporta y le irritan los agobios del pasillo. Aznar levitaba: pasaba de largo por encima de nosotros.

XL. Cuenta que Pedro Sánchez a veces dice no estar enterado de lo que se le pregunta.

M.R. Y a veces se limita a decir «gracias» y no te contesta. Pero se equivoca al no cuidar esos pequeños detalles: la comunicación es determinante.

XL. Las relaciones entre Pablo Iglesias y la prensa parecen complicadas.

M.R. Ha pecado de novato. Creyó que los periodistas que lo rodeaban al inicio eran militantes de la causa. Ahora, cuando dicen algo que no le gusta, no sabe reaccionar.

XL. Quién maneja mejor a quién: los políticos a los periodistas o al revés?

M.R. Nosotros a ellos. Siempre estamos dispuestos al ataque. Además, en el Congreso, somos un núcleo duro, nos llevamos bien y coordinamos ofensivas.

XL. En días de pleno, su jornada empezaba a las ocho de la mañana y terminaba a las diez de la noche.

M.R. He llorado muchas veces por no llegar a tiempo a los villancicos del colegio, porque coincidían con la sesión de control. Es una losa que arrastro.


Sin pan, no hay día

Desayuno María Rey, periodista

 

«Una taza de té y un buen bocadillo de jamón york y queso o de jamón serrano con aceite. Necesito, ante todo, comer pan. También tomo algo de fruta, tipo kiwi».